impuesto envases de plastico

Fabricantes de bebidas: obligatoriedad de recogida separada de las botellas de plástico

Con la nueva Ley de residuos y suelos contaminados que está ultimando el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, los envases de plástico no reutilizables que vayan a ser objeto de utilización en el mercado español tendrán un impuesto de carácter indirecto. Este gravamen recaerá sobre “la fabricación, importación o adquisición intracomunitaria”.

El ministerio ha explicado que el nuevo gravamen es similar al que se pretende implantar en otros países como el Reino Unido e Italia. El tipo impositivo será de 0,45 euros por kilogramo de envase.

Entonces, ¿qué pasa con Las botellas de plástico?

Las botellas de plástico cuyo origen sea material reciclado y/o sean reutilizables se librarán del impuesto de 0,45 euros por kilo de envase de un solo uso, de acuerdo con el nuevo borrador de la futura Ley de residuos.

Así pues desde 2025 solo se podrán poner en el mercado botellas de tereftalato de polietileno (PET) que al menos contengan un 25 por ciento de plástico reciclado y cinco años más tarde, en 2030, solo podrán venderse aquellas que contengan al menos un 30 por ciento de plástico reciclado.  

A partir de 2025 el texto contempla también la creación de un sistema de recogida selectivo específico para botellas de plástico, similar al que hay en otros países europeos como Bélgica o Suiza, con el que se deberá recoger el 77% del total puesto en el mercado (un porcentaje que llegará al 90% en 2030), un paso con el que se busca acercar el modelo de recogida español a lo que se busca en el Paquete de Medidas para la Economía Circular promovido por la Unión Europea.

Para ello, se determinarán las medidas necesarias para la consecución de estos objetivos, entre las cuales pueden establecerse los sistemas de depósito, devolución y retorno o la fijación de objetivos en los regímenes de responsabilidad ampliada del productor (RAP).

También se incluyen determinados requisitos de diseño por ejemplo, tapas y tapones que permanezcan unidos al recipiente o botellas PET con un 25-30% de plástico reciclado.

Puerta abierta al SDDR

La normativa de envases establece que los envasadores han de establecer un sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) para recuperar y gestionar los envases que ponen en el mercado, o en su defecto participar en un sistema integrado de gestión (SIG) que tenga como finalidad la recogida periódica de los envases y residuos de envases en el domicilio del consumidor o en sus proximidades, para después entregarlos en condiciones adecuadas de separación por materiales para su reutilización, reciclado o valorización. Mayoritariamente los envasadores de productos de uso doméstico, han optado por participar en un SIG (el famoso contenedor amarillo).

El principal problema de la recogida de residuos con contenedores es la mezcla de distintos tipos de residuos y materiales que luego hay que tratar en plantas de clasificación de residuos para volver a separarlos y conseguir materiales homogéneos que puedan utilizarse como materias primas.

Si los distribuidores aceptan de vuelta los envases vacíos a través de un sistema SDDR están fomentando en gran medida una economía circular. Además de evitar que sus residuos terminen en un vertedero o a una incineradora,  se consiguen materiales más atractivos para las empresas que se dedican al reciclaje. Se trata de un sistema en el que los envases vacíos vuelven al distribuidor en un esquema de logística inversa.

Ventajas para los fabricantes/envasadores

La principal ventaja de establecer un sistema de responsabilidad ampliada del productor es que, frente al contenedor amarillo que destina los residuos en el mejor de los casos a un reciclaje de baja calidad, tienen la posibilidad de implantar sistemas que les permita recuperar sus envases. ¿Para qué?

Por una parte, para poder evitar el pago del impuesto de 0,45 euros por kilo de envase de un solo uso, y por otra, para acceder a una materia prima análoga en calidad a la producida por la industria petroquímica. Una materia prima reciclada, económica y fácilmente reutilizable.

Si eres fabricante de bebidas y necesitas asesoramiento sobre las nuevas medidas Ley de residuos y suelos contaminados no dudes en contactar con nosotros.

COMPARTIR POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Noticias relacionadas