LO QUE LLAMAMOS RESIDUO HOY YA ES UN RECURSO

A pesar de intentar reducir su cantidad, las empresas agroalimentarias siguen generando diferentes tipos de residuos cuya gestión supone un gasto, cuando podrían llegar a ser un ingreso.

El desecho de residuos orgánicos es una oportunidad perdida para algunas empresas. Por ejemplo, los desechos orgánicos podrían convertirse en compost para cultivar y complementar el uso de los fertilizantes químicos; o los desechos orgánicos limpios podrían usarse para alimentar a los animales, como ya ocurre actualmente pero con cierto grado de incertidumbre en ocasiones.

Los residuos orgánicos que generalmente producen la mayor cantidad de rechazos que desecha la industria agroalimentaria se pueden gestionar de una manera más beneficiosa.

El desperdicio no es solo un problema ambiental, sino también una pérdida económica. ¿Cómo podemos cambiar la forma en que producimos para generar cada vez menos desperdicio, mientras utilizamos estos residuos como un recurso?

¿Qué pasaría si pudiéramos utilizar los residuos como un recurso?

En Heura  somos expertos en gestión medioambiental y llevamos más de 15 años ayudando a empresas industriales a implementar nuevos procesos de gestión con el objetivo de ahorrar costes.

La cantidad de residuos que genera una empresa está estrechamente vinculada a sus patrones de producción. Nuestra misión es ayudar a las empresas a evitar la generación de residuos en la medida de lo posible y utilizar los residuos generados como recurso.

Además, la gestión de residuos cuesta dinero. Crear una infraestructura para la recogida, clasificación y reciclaje es costoso, pero una vez implementado, el reciclaje puede generar ingresos y empleos.

Desafortunadamente, la mayoría de los sistemas actuales de producción no ofrecen muchos incentivos para prevenir y reducir el desperdicio. Desde el diseño del producto y el embalaje, hasta la elección de los materiales, la cadena de valor completa debe ser auditada por nuestros expertos en gestión medioambiental con la reducción de desperdicios en mente. Y luego, intentar que las «sobras» de un proceso se puedan convertir en una entrada para otro.

Junto con la prevención y el reciclaje de residuos, un pilar importante de nuestro enfoque de gestión de residuos es tratar los residuos como un recurso valioso.

En Heura hacemos esto dando un buen uso a los desechos y trabajamos para encontrar nuevos métodos para gestionar y procesar los materiales de desecho, generando subproductos o materias primas siempre que sea posible.

Nuestros expertos en gestión medioambiental ven cada gestión de residuos como una oportunidad única para recuperar recursos y mejorar continuamente el entorno que todos compartimos. Trabajamos con la empresa para asegurarnos de que reducimos, reutilizamos y reciclamos para minimizar el uso de metodologías de eliminación pura, como los vertederos.

Por ejemplo, los residuos de la cadena de suministro de alimentos se erigen como un recurso con un potencial importante para ser empleados como materia prima para la producción de combustibles y compuestos químicos; además del compost y la alimentación animal antes mencionada.

Si quieres saber más sobre cómo convertir tus residuos en recursos ponte en contacto con nuestros expertos en gestión medioambiental hoy mismo y empieza a ahorrar costes.