soluciones medioambientales industria cárnica

Soluciones medioambientales para la industria cárnica

Podemos sobrevivir sin muchas cosas, pero no podemos sobrevivir sin alimentos, cuya producción se ha convertido en una seria preocupación ambiental. El rápido crecimiento de la población mundial requiere una mayor producción de alimentos, que es una de las principales causas de degradación ambiental en todo el mundo.

Según datos de las Naciones Unidas el sector de la alimentación representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo y un 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con particular preocupación se mira a la industria cárnica, ya que las prácticas modernas de crianza de animales contribuyen directamente a la contaminación del agua y el aire, y aumentan las emisiones de dióxido de carbono; mientras que la producción de cultivos para la alimentación animal y el uso de tierras para pastoreo amenazan la biodiversidad y las especies silvestres.

La agricultura industrial reduce la cantidad de tierra necesaria para la producción de carne, sin embargo, estas granjas generan un gran impacto sobre el aire y el agua. Tras una mala praxis, el desperdicio de estos animales termina en la naturaleza y representa un riesgo constante de contaminación del agua potable y afecta seriamente la calidad del aire de las áreas cercanas. Una solución para el problema con los desechos animales radica en su uso para la producción de biocombustibles o biofertilizantes que luego puede usarse para la producción de electricidad o como enmienda orgánica, pero esta práctica es la excepción y no la regla.

La producción masiva de carne también ha demostrado ser uno de los principales contribuyentes a las emisiones de dióxido de carbono, que a su vez son la causa principal del cambio climático. Se estima que la industria cárnica es responsable de aproximadamente el 9 por ciento de las emisiones totales de dióxido de carbono que son el resultado de las emisiones de diversos gases de las granjas, así como de las actividades microbianas después de la aplicación de desechos animales como fertilizantes.

Por último, la ganadería representa una seria amenaza para los ecosistemas locales y la biodiversidad debido al uso de la tierra para el pastoreo y la producción de alimentos para animales. Hasta un cuarto de la superficie de la Tierra se utiliza para el pastoreo y aproximadamente un tercio de la tierra cultivable se utiliza para producir alimentos para animales. Como resultado, las especies de vida silvestre luchan con la falta de hábitat, mientras que algunas incluso están en peligro de extinción. Cuando se talan árboles para hacer espacio para las tierras de cultivo, las especies locales que sobreviven deben reubicarse para encontrar nuevos hábitats. Este tipo de deforestación se conoce como “cambio de uso de la tierra” y es un gran contribuyente al cambio climático, ya que los bosques son los principales sumideros de carbono que eliminan gases de efecto invernadero de la atmósfera.

¿Qué pueden hacer las empresas ante los efectos del cambio climático?

Son muchos los problemas derivados ante lo anterior. Contar con materias primas suficientes, que haya un mayor control de los precios, pero que a la vez persista la seguridad alimentaria y su calidad, es prioridad de las empresas alimentarias como la industria cárnica. Dentro de las soluciones ambientales para la industria cárnica, estas son algunas propuestas a realizar:

  • Reducir la huella de carbono: Esto aplica desde la adecuada selección de proveedores de materias primas de calidad, aplicable a ganaderos como a productores agrícolas. Para ello, una herramienta de gran utilidad es el Análisis de Ciclo de Vida, encargada de cuantificar la huella de carbono y su impacto ambiental. Pero también tiene que ver con el correcto ecodiseño de envases para que sean reutilizables, reciclables y menos contaminantes.
  • Minimizar el desperdicio alimentario: Este desperdicio no solo afecta económicamente, sino que también genera poco menos del 10 % de las emisiones contaminantes. Contar con envases que prolonguen la vida útil de los alimentos, mejorar las cadenas de suministro, educar al consumidor, también servirá para este fin.
  • Gestión de los residuos orgánicos: Dentro del plan de la economía circular, los desechos orgánicos deben gestionarse mediante soluciones medioambientales para la industria cárnica. El uso de digestores anaeróbicos, producción de biogás para calderas, uso de equipos de cogeneración, biocarburantes en vehículos, son algunas de las opciones.  
  • Eficiencia energética: Existen opciones como la cogeneración, así como la implementación de equipos con alta eficiencia energética y el uso de combustibles renovables.
  • Aprovechamiento del agua: Esta es una de las soluciones medioambientales en la industria cárnica, para lo cual debe, en la medida de lo posible, ahorrar agua, reutilizarla, recuperarla y hasta disminuir el uso de energía en todos los procesos en que esté involucrada.
  • Soluciones biológicas: Para ello debe implementarse el uso de bioplásticos, biosurfactantes y similares para disminuir el uso de derivados del petróleo. Esto aplicable desde los cultivos hasta el tratamiento de subproductos de la industria cárnica.

Soluciones medioambientales para la industria cárnica

Evitar o reducir el consumo de carne no es la solución para resolver el problema de los efectos nocivos de la producción de alimentos en el medio ambiente.

Y dado el hecho de que el planeta no crece, mientras que la población mundial y el apetito global sigan creciendo, la eficiencia va a ser importante cuando se trata de la producción de alimentos. La ventaja de la producción ineficiente de ganado en el mundo en desarrollo es que hay mucho espacio para mejorar, dando el tipo correcto de ayuda, que es exactamente lo que hacemos en Heura.

Las empresas vinculadas a la transformación de la carne como fincas agrícolas, mataderos, salas de despiece, fábricas de embutidos y conserveras de carnes… pueden beneficiarse de las soluciones medioambientales para la industria cárnica de nuestra consultoría.

Nuestros servicios de consultoría ambiental a empresas del sector agroalimentario ofrecen a la industria cárnica la aplicación de medidas sostenibles para la optimización de la fabricación desde la eficiencia. Se trata de proteger, conservar y explotar sosteniblemente el medio ambiente a cambio de un importante ahorro en los procesos industriales.

En Heura no sólo tratamos garantizar que los subproductos cárnicos se gestionen correctamente, sino en dar soluciones medioambientales a la industria cárnica en global que le permita optimizar sus procesos de producción, aumentar su competitividad y reducir sus costes de operación.

¡En Heura estaremos encantados de ayudarte y asesorarte!

COMPARTIR POST

Noticias relacionadas

Descárgate la guía gratuita